10/10/11

¡Bienvenida Paula!: Centro de mini madeleines

Cada vez que escribo algo nuevo en el blog tengo que empezar por pedir disculpas. Soy consciente de que lo tengo un poco abandonado, pero en fin, nunca es tarde si la dicha es buena. El sábado de madrugada nacía una niña que pasa a formar parte de mis “sobrinos adoptivos”. Así que como tenía todo el día por delante, decidí preparar un centro de mini madeleines para llevar el domingo al hospital. ¡Es más original que llevar un ramo de flores!
Vais a necesitar un cono de poliespan de entre 30-40 cm (se consigue en tiendas de manualidades) y las mini madeleines glaseadas. La receta que utilizo para las madeleines la cogí de Ma Petite Boulangerie, su autora Eva es para mí todo un referente. Aunque visito mucho su blog, no escribo apenas comentarios, así que me gustaría agradecerle todo lo que aprendo con ella.
No tuve tiempo de hacer la foto en casa... Ésta es la que saqué en el hospital
Ingredientes
Madeleines
  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 160 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 400 g de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 sobre de azucar vaninillado (opcional)
Glaseado
  • 500 g de azúcar glas
  • 1 clara de huevo
  • Agua caliente
  • Aromas
  • Colorante rojo, amarillo, azul y verde

Elaboración
En primer lugar habrá que preparar las madeleines, como siempre, lo primero será encender el horno a 220ºC. Separamos las claras de las yemas, montamos las claras a punto de nieve con un poquito de sal y las reservamos. En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee, a continuación añadimos las yemas y continuamos batiendo. Finalmente incorporamos la harina con la levadura; obtendremos una masa bastante espesa. Ahora llega el momento de mezclar las claras con esa masa y ya tendremos listo el preparado para repartir en los moldes.
Llenamos los moldes de mini madeleines casi hasta dejarlos rasos y horneamos durante 10-15 minutos. Cuando tengan un ligero color dorado, sacamos del horno y desmoldamos.
Yo utilizo dos moldes de silicona que traen 27 huecos cada uno, y los engraso un poquito para que las madeleines se despeguen mejor.
Cuando las madeleines estén frías preparamos el glaseado. En un bol mezclamos el azúcar con la clara y batimos sin cesar hasta conseguir una textura cremosa. Para ello iremos añadiendo poco a poco cucharitas (tamaño café) con agua caliente. No conviene pasarse porque luego el glaseado no cuajará. Repartimos el resultado en cuatro cuencos y le damos color y aromatizamos al gusto.
Vamos mojando en el glaseado la cara de las madeleines que no tiene la concha y dejamos secar boca arriba en una bandeja o en un rejilla. Con una hora será suficiente.
Por último toca montar el centro. Podemos forrar el cono con papel de seda. Habrá que ir cubriédolo con las madeleines. Clavamos un palillo en ángulo hacia arriba y pinchamos la madeleine, y así sucesivamente hasta cubrirlo.

Aquí estoy yo con la niña. Me daba miedo cogerla por si se rompía...


2 comentarios:

Ana* dijo...

Felicidades!

Me ha encantado el blog, los vídeos geniales. Tengo que verme algunos para aprender algo.

A ver cuando nos traes alguna delicatessen a MK!

te hago un postre dijo...

Hola Marcos!!
Descubrí tu blog hace poco y me gusta mucho.
No sé si lo sigues o no...el caso es que tengo la oportunidad de hacer un obsequio a cinco blogs que me gusten y te he elegido a tí entre ellos.
Espero que te guste.
Un saludo

Publicar un comentario en la entrada