11/8/10

Magdalenas (fórmula maestra)

¿Cuántas veces habéis intentado hacer magdalenas y os han quedado planas? Yo había conseguido evitar esto en cierta medida con la fórmula de las de chocolate y nuez, pero no estaba satisfecho. La masa era muy sosa si se utilizaba sóla. La semana pasada comencé a investigar un poco y dí con el blog de "CUINANT"; vi unas magdalenas con una pinta bárbara, y lo que es mas importante: truquitos que no había leído anteriormente y que son la clave para unas magdalenas subidas y con "moño".

En este enlace veréis la receta de María Dolores, la blogger de CUINANT. Parece ser que esta receta viene de Xabier Barriga, prestigioso panadero catalán (todavía estoy esperando que mi agente del Círculo de Lectores me traiga el libro "PAN" de este cocinero, que le pedí hace meses). También Alicia Cane, de "CANECOSITAS" explica esta receta. La verdad es que soy el hombre más feliz del mundo con estas magdalenas. Cuando la gente me preguntaba por una buena receta de magdalenas, me tenía que poner un poco rojo y decir: "Es que a mi no me salen..." Ahora ya puedo ir con la cabeza bien alta, sé hacer hojaldre casero y magdalenas.¡Yuhu!

Ingredientes (para dos docenas)
4 huevos tamaño L (250g de huevo)
350g de azúcar
1 cucharadita o un sobrecito de azúcar vainillado
La ralladura de medio limón y media naranja
40ml de brandy
80ml de leche
380ml de aceite de girasol
420g de harina de trigo floja (normal o de repostería)
10g de levadura química (1 sobre de levadura Royal)
Necesitaremos cápsulas de papel para magdalenas y una bandeja de horner magdalenas. En su defecto podemos utilizar flaneras indivuales en las que quepa la cápsula de papel. Si no tenemos bandeja o flaneras, mejor que nos olvidemos del tema y hagamos otra cosa. No me seáis ratas, que una bandejita de estas no cuesta más de 6€ y formará parte de vuestro ajuar.

Elaboración
En un bol ponemos los huevos con el azúcar, el azúcar vainillado, y las ralladuras de los cítricos -huelga decir que podemos sustituir estos aromas por otros de nuestro agrado-. Con la ayuda de las varillas de la batidora de brazo o cualquier otro aparato que tengamos (yo las hecho con mi MyCook -bendita sea- y con mi Kenwood Major -alabada sea-) batimos la mezcla hasta que blanquee, tardaremos unos cinco minutos. En otro recipiente ligamos la leche, el brandy y el aceite, será entonces cuando lo incorporemos mientras batimos a la mezcla anterior. Finalmente, y removiendo ligeramente, añadiremos la harina tamizada con la levadura. Obtendremos una crema ligera.
Lo mejor para repartir la masa en los moldes es verterla previamente en una bolsa de congelar. La utilizaremos a modo de manga pastelera cortándole un esquinita, y procederemos a llenar las cápsulas. Las llenaremos no más que 4/5 de su capacidad. Las metemos en el frigorífico y dejaremos que reposen allí una hora.
Transcurrida la hora, precalentamos el horno a 250ºC con calor por abajo y ventilador. Una vez lograda la temperatura, sacamos las magdalenas de la nevera, las espolvoreamoscon azúcar y las metemos en el horno, en una posicíón media-alta -es cuestión de cogerle el punto al horno-. Bajamos la temperatura a 210ºC y cocemos durante 15 minutos. La maravilla se hará realidad. Repetimos la operación para la otra bandeja. Ya veréis cómo vuelan.

2 comentarios:

Maria Dolores dijo...

Hola Marcos veo que te han quedado bien altitas, la verdad es que es muy buena receta y los truquis para las magdalenas son imprescindibles, el meter la masa en el frigorífico es muy importante pues el cambio de temperatura es lo que las hace subir mucho.
Voy a darme una vuelta por tu blog, que las galletas que te acabo de ver me han encantado.
Saludos

islacris dijo...

Tanto las magdalenas como las galletitas de nata se ven espectaculares, voy a seguir mirando tu blogs, que pinta muy bien.
Un saludo

Publicar un comentario en la entrada