7/3/10

Croquetas de bacalao

El miércoles fui a la pescadería con ganas de bacalao fresco. Estaba a 4,90€ el kg si te llevabas un bacalao entero, así que ni corto ni perezoso me traje uno a casa. Principalmente quería los filetes para hacerlos a la plancha. Con la cabeza y la espina hice un fumet, y de ahí saqué 200 g de carne con la que hice estas croquetas (no están las cosas para andar tirando nada, además mi abuela siempre me dejó muy marcado que era pecado tirar la comida).


Ingredientes:

250 ml de leche
250 ml de fumet o caldo de pescado
100 gramos de cebolla picada
2 cucharadas soperas de tomate frito
4 cucharadas soperas de aceite de oliva
200 g de bacalao cocido
80 g de harina
Sal

Para el rebozado

2 ó 3 huevos batidos
Pan rallado

Aceite de oliva para freírlas

Elaboración:

En una cacerola a fuego medio ponemos el aceite y pochamos la cebolla. Después añadimos el tomate y rehogamos unos minutos, será entonces cuando agreguemos la harina, que también rehogaremos. Comenzamos a añadir el caldo, sin dejar de remover con unas varillas. No añadiremos más liquido hasta que no se haya absorvido el anterior. Así evitamos que salgan grumos. De igual manera añadimos la leche. Sin dejar de remover, incorporamos el bacalao, y cocemos la bechamel unos cinco minutos. Hasta que veamos que va tomando cuerpo. Salamos al gusto.


Cuando la bechamel esté lista la extendemos en una fuente y la dejamos reposar una noche en el frigorífico. Cuando la masa esté sólida damos forma a las croquetas: las pasamos por pan rallado, huevo y pan rallado nuevamente.

Las croquetas deben freirse en aceite abundante y bien caliente, para evitar que se abran. Son un plato muy de Cuaresma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada