23/4/09

Cubiletes de Almendra

Por fín, despues de una larga investigación me he hecho con la receta de los cubiletes de almendra. En primer lugar voy a decir que dedico esta receta a Esther, para que vea que la tengo en mente... En segundo lugar tengo que dar las gracias a Lucía y a Tere, que fueron las que me pasaron la receta, que a su vez venía de unas primas...

Decía por fin, porque estos cubiletes son mis pasteles preferidos. Son muy típicos en las confiterías de toda Asturias, pero en Madrid por desgracia no se encuentran, con lo cual, no me ha quedado más remedio que aprender a hacerlos.

Los cubiletes asturianos se diferencian de los que he visto en otras recetas de cubiletes en que llevan una base de una especie de pasta quebrada dulce y luego un relleno que queda relativamente jugoso. Ahí va la receta:


Ingredientes

Para la pasta base

200 g de harina
60 g de azúcar glas
1/2 cucharita de las de café de sal
125 g de mantequilla
2 yemas de huevo
1 cucharada de nata líquida

Para el relleno

4 huevos
250 g de almendra cruda molida
250 g de azúcar
1 copita de brandy

Adorno

Granillo de almedra

Elaboración

El primer paso es la elaboración de la pasta base. En un bol mezclamos los ingredientes secos, luego agregamos la mantequilla cortada en daditos, y lo vamos amasando hasta que queden una especie de migas. Finalmete incorporamos las yemas y la nata. Lo amasamos todo y cuando tengamos una pasta homogénea, le damos forma de rectángulo, la envolvemos en film transparente y dejamos reposar en la nevera al menos dos horas.

Transcurrido el tiempo de reposo, vamos a preparar los cubiletes. Precalentamos el horno a 200ºC. Estiramos la pasta base con un rodillo hasta dejarla fina, y con ella vamos forrando flaneras individuales o moldes grandes de babá (si no me falla la memoria, salen 12 ó 13). Rellenamos los moldes con garbanzos o algo similar para que no se infle la masa en el horno. Cocemos 15 minutos en el horno.

Mientras se hornean, mezclamos en otro bol las almendras con el azúcar, los huevos y el coñac, hasta obtener una especie de crema. Cuando hayan pasado los 15 minutos, sacamos los moldes del horno y los vaciamos de los garbanzos (podemos esperar a que enfríen para no quemarnos). Hecho lo anterior, los rellenamos con la crema , y los espolvoreamos con el granillo de almendra. Volvemos a meteros en el horno otros 15 o 20 minutos a 180ºC. Veremos que están en su punto cuando estén doraditos por arriba. Cuando estén fríos los podemos comer.

Aviso para navegantes

Este fin de semana he estado haciendo Donuts y el resultado no ha sido tan espectacular como otras veces. El quid de la cuestión es que olvidé ponerles el huevo, dado que también había olvidado incluirlo en la receta cuando la subí en su día.

Ya he corregido la receta. Perdonad el desliz. Os pongo una foto de cómo quedaron: