15/2/09

Magdalenas arándanos y nuez

Estas magdalenas son una variante de las de chocolate y nuez. Otra alternativa es sustituir las nueces por granillo de almendra y el azúcar vainillado por ralladura de naranja... ¡Imaginación al poder!


Ingredientes:

150 g de arándandos deshidratados
200 ml de zumo de frutas del bosque
125 g de nueces peladas
5 huevos medianos
100 g de aceite de girasol
100 g de azúcar
1 cuchara sopera de azúcar vainillado (opcional)
200 ml de nata para montar (35% de materia grasa)
200 g de harina de fuerza
100 g de harina de repostería
1 sobre de levadura química (Royal)

Elaboración:

Para hacer estas magdalenas podemos utilizar 200 gramos de arándanos frescos o 150 gramos de arándanos deshidratados. En este último caso habrá que ponerlos a remojo la víspera en el zumo de frutas del bosque. Las nueces las troceamos ligeramente ayudados por el accesorio picador o con las manos.

En un bol batimos los huevos a temperatura ambiente junto con el aceite de girasol, el azúcar, el azúcar vainillado, y la nata, hasta que emulsionen y queden ligados. En este punto incorporamos la harina mezclada con la levadura. Con la ayuda de una espátula, y haciendo movimientos envolventes de abajo hacia arriba vamos removiendo hasta que la harina se haya incorporando, simultáneamente incorporamos también las nueces y los arándanos escurridos. Aunque quede algún grumito no pasa nada, es preferible esto a que la mezcla que batida en exceso. Dejamos que la masa repose 10 minutos a temperatura ambiente.Mientras tanto, encendemos el horno a 180ºC.

La mejor opción para hacer magdalenas es emplear flaneras o una bandeja de muffins, colocando dentro de cada molde o cada hueco una cápsula de papel; de este modo evitamos que se manchen los moldes y que las cápsulas se deformen al subir la magdalenas. Transcurrida el tiempo debreposo, llenamos ¾ de cada cápsula y horneamos, a altura media, durante 20 minutos aproximadamente, a 180º C.


Una vez listas las magdalenas, dejamos enfriar y guardamos en una bolsa de plástico o recipiente hermético para que no les entre aire y no se endurezcan. Aguantan perfectamente más de una semana, cuando no dos.

Se hacen igual que las magdalenas de chocolate y nuez.

2 comentarios:

Marilo dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me encanta!!!
Vendré a visitarte a costa de mi linea...
Un saludo desde Málaga...

Marcos dijo...

Muchas gracias!!! Para mantener la línea lo mejor es repartir lo que se cocina entre los vecinos, compañeros de trabajo, y familia... Así, en vez de pecar uno, pecan todos un poquito.

Un saludo

Publicar un comentario