29/4/08

Tarta de crema y fruta en almíbar

Esta tarta es muy básica y nada arriesgada, por tanto, ideal para cualquier celebración. De este modo daremos con el gusto de todos los invitados.



Ingredientes:

Bizcocho corriente
6 huevos
Unas gotitas de zumo de limón o de vinagre
6 cucharadas soperas de harina
6 cucharadas soperas de azúcar
1 sobre de levadura química (Royal)

Crema pastelera
1 litro de leche entera
8 cucharadas soperas de azúcar
4 cucharadas soperas de harina extrafina de maíz (Maizena)
6 yemas de huevo
1 cucharada sopera de azúcar vainillado
1 rama de canela

Cobertura y baño
1bote pequeño de melocotón en almíbar
1bote pequeño de piña en almíbar
1 kiwi
Azúcar
Mermelada de albaricoque o brillo para tartas

Adorno
400 ml de nata para montar
6 cucharadas soperas de azúcar
2 sobres de estabilizante para nata (opcional)

Elaboración:

En primer lugar vamos a preparar el bizcocho, para ello precalentamos el horno para que esté a una temperatura de 180ºC. Engrasamos y enharinamos un molde desmontable para tenerlo listo en cuanto hayamos preparado la mezcla del bizcocho.

En un bol –ha de estar muy seco, si tuviese alguna gotita de agua, las claras no subirían bien- ponemos las seis claras, y reservamos en un cuenco las yemas. Es muy importante también que las claras estén a temperatura ambiente, si estuviesen frías de la nevera no cogerían mucho aire. Añadimos las gotas de limón y batimos con la ayuda de las varillas de la batidora hasta que estén bien firmes. Conoceremos este punto porque veremos que se forman “pelotas” o grumos grandes. Será entonces cuando incorporemos el azúcar, poco a poco y sin dejar de batir –si lo hiciésemos de golpe, podría bajarse este merengue-. Seguidamente incorporamos las yemas, una a una y sin dejar de batir. Obtendremos así una espuma consistente a la que incorporaremos la harina con la levadura. Para mezclar la harina, lo haremos sin batir, con la simple ayuda de una cuchara grande, haciendo movimientos envolventes de abajo hacia arriba. Si lo hiciésemos bruscamente la mezcla perdería el aire y el bizcocho no quedaría esponjoso. Vertemos la preparación en el molde y cocemos unos treinta minutos en el tercio inferior del horno, hasta que el bizcocho esté dorado y al pincharlo con un cuchillo éste salga limpio. NUNCA SE DEBE ABRIR EL HORNO ANTES DE 20 MINUTOS, si lo hacemos, el bizcocho se bajará. Una vez listo, dejamos enfriar un poco, desmoldamos y dejamos que enfríe por completo.

Entretanto vamos a elaborar la crema pastelera. Para ver cómo, pincha aquí.

Una vez que tengamos listo y frío lo anterior, montaremos la tarta. Cortamos el bizcocho en dos o tres discos, que bañaremos con el almíbar de la fruta. Recomiendo repartir el almíbar con la ayuda de una brocha. Entre las capas, extenderemos la crema pastelera.

Para la cobertura de la tarta, utilizaremos la piña, el melocotón y el kiwi. Pelamos y cortamos el kiwi en lonchas, que espolvoreamos con azúcar. Laminamos también el melocotón. Repartimos la fruta por la superficie del bizcocho y barnizamos con la mermelada o el brillo. Podemos poner también crema pastelera con la ayuda de la manga.

Finalmente montamos la nata, para ello ha de estar bien fría. La ponemos junto con el azúcar y el estabilizante y batimos hasta que esté firme. OJO CON BATIRLA DEMASIADO, SI NOS PASAMOS LA CONVERTIREMOS EN MANTEQUILLA. Con un una manga pastelera la repartimos cubriendo los bordes.

Conviene preparar la tarta la víspera y mantenerla en el frigorífico.

Qué hacer cuando se incendia el aceite

Este fin de semana he tenido un incidente en mi cocina, tenía una cacerola con aceite en el fuego y se incendió. Salí un momento de la cocina y cuando volví me encontré con el desaguisado.

Suerte que hacía apenas una semana un compañero de trabajo (Andrés has salvado mi piso y mi vida, muchas gracias) me envió el vídeo que os cuelgo, y supe reaccionar. Rápidamente cogí un mantel, lo mojé, cubrí el fuego y se extinguió. De no haber sido así la cosa hubiese acabado como el rosario de la aurora.



Así quedó la cocina:


He tenido que fregar mi casa de arriba a abajo, porque tenía hollín en todos los rincones. Espero que no tarden mucho en instalarme la nueva campana extractora, y proseguiremos con los vídeos.

23/4/08

Crema pastelera

Ingredientes:

1 litro de leche entera
8 cucharadas soperas de azúcar
4 cucharadas soperas de harina extrafina de maíz (Maizena)
6 yemas de huevo (o 4 huevos enteros)
1 cucharada sopera de azúcar vainillado (puede sustituirse por la piel de un limón o de una naranja)
1 rama de canela

Elaboración:

Su propio nombre ya indica que se trata de una preparación básica de la repostería.

Su elaboración no tiene porqué entrañar dificultades. Ponemos a hervir la leche, habiendo reservado un vaso de ese litro, con el azúcar, el azúcar vainillado, y la canela (o la piel de limón o naranja). Yo prefiero no poner pieles de limón o naranja porque son “muy protagonistas”, interfieren mucho en el resto de sabores. Dejamos que la leche hierva unos 5 minutos, con cuidado de que no se escape.

Paralelamente disolvemos en la leche reservada las yemas y la maizena, lo mejor es hacerlo con la batidora.

Cuando la leche haya hervido, a fuego medio-flojo, y removiendo sin parar con unas varillas, incorporamos la disolución anterior. Continuamos removiendo, y veremos cómo va espesando poco a poco, cuando llegue a ebullición lo retiramos del fuego y dejamos enfriar en la misma cacerola o en otro recipiente. Conviene cubrir con un film transparente para evitar que se formen costras.

Milhojas de crema y merengue

Ingredientes:

3 placas de hojaldre

Crema pastelera
1 litro de leche entera
8 cucharadas soperas de azúcar
4 cucharadas soperas de harina extrafina de maíz (Maizena)
6 yemas de huevo
1 cucharada sopera de azúcar vainillado
1 rama de canela

Merengue
6 claras de huevo
12 cucharadas soperas de azúcar
3 ó 4 gotas de jugo de limón o vinagre

Adorno
Azúcar glas y canela


Elaboración:

Me atrevería a decir que el milhojas es un postre clásico en cualquier obrador de España, diría incluso que no concibo una confitería en la que no tengan este pastel tan delicioso como difícil de comer.

Para hacer un buen milhojas hay que tener un buen hojaldre. Existen diferentes opciones: podemos utilizar la masa de hojaldre congelada que venden en el supermercado, pedir que nos lo hagan en un obrador de confianza, ya cocido o si no, cocerlo nosotros; sin duda alguna, la opción preferida por mí es preparar el hojaldre en casa, pero reconozco que se trata de una de las elaboraciones más complejas de la pastelería. Tal vez algún día haga una vídeo-receta para aquellos más atrevidos.

Cuando estiremos el hojaldre debemos hacerlo aplicando el rodillo de amasar sobre la plancha de masa, directamente (si viene enrollado, sobre la plancha desenrollada). Lo que quiero decir es que bajo ningún concepto podemos amasarlo, ni hacer una bola con la masa, si lo hacemos, lo estropeamos y no se formarán las capas características al hornearlo. Hemos de formar tres láminas de unos 2 a 3 mm de espesor y del tamaño del la bandeja del horno. Las debemos cocer por separado, y las pincharemos con un tenedor antes de meterlas al horno, para evitar que se inflen o deformen demasiado. Hay que cocerlas a horno fuerte, 180-200ºC, aunque en todo caso, recomiendo seguir las instrucciones del fabricante.

Entretanto vamos a elaborar la crema pastelera. Para ver cómo, pincha aquí.

Una vez que tengamos listo y frío lo anterior, preparamos el merengue. Para lograr un buen merengue es fundamental que las claras estén a temperatura ambiente, si están frías de la nevera el fracaso será absoluto. En un bol bien seco –si tiene alguna gotita de agua, también podríamos fracasar- batimos las claras con las gotas de vinagre. Lo mejor es utilizar las varillas de la batidora, hacerlo a mano es una tarea de chinos. Cuando las claras estén bien firmes agregamos el azúcar poco a poco. ¡Cuidado! Sabremos que las claras están bien firmes cuando veamos que se forman una especie de bolas o grumos grandes en el merengue. Si añadimos antes el azúcar, el merengue no será óptimo. Es importante que el azúcar se incorpore poco a poco, de lo contrario la mezcla puede bajarse. Una vez mezclado todo, tendremos un merengue estupendo.

Con todo ello, montamos el pastel. Disponemos la primera placa de hojaldre sobre una bandeja y con la ayuda de una lengua o de una manga incluso, repartimos la crema pastelera. Cubrimos con la siguiente plancha de hojaldre y extendemos el merengue de igual modo. Tapamos finalmente con la última placa de hojaldre y espolvoreamos con azúcar glas; para darle un toque final, espolvoreamos hilitos de canela.

Para evitar desaguisados al partirlo, conviene hacerlo con buen cuchillo de sierra.

20/4/08

Video-receta: Croquetas de Langostinos

Encontraréis en este vídeo la receta de las croquetas de langostinos. Son bocado de cardenal. En el vídeo sale también la curiosa máquina de hacer croquetas que me han regalado mis compañeros de Flightcare España. A ellos va dedicado el vídeo.


Video-receta: Magdalenas de chocolate y nuez

Tras unas semanas sin colgar recetas, me atrevo ahora con una video-receta de las magdalenas de chocolate y nuez. Esta receta ya la había subido hace unos meses, pero ahora la podréis ver con más detalle: