2/3/08

Tarta Nueva York

Saludos a todos, hacía casi dos meses que no cargaba ninguna receta. Hoy aprovecharé y meteré varias.

Esta tarta que encontraréis a continuación la ví en www.lacocinadeauro.com -al César lo que es del César y al Rey lo que es del Rey. He hecho la receta y puedo decir que por fin he encontrado la fórmula que hace tiempo buscaba; muchas gracias a Auro, pues. La descripción que hago a continuación coincide al 95% con la original.

Ingredientes:

Base
300 g de galletas de Digestive
50 g de almendra tostada y picada
70 g de margarina

Relleno

6 huevos
600 g de queso crema (tipo Philadelphia)
400 gr. de nata líquida para montar
200 gr. de leche condensada
1 cucharada sopera de azúcar vainillada
La ralladura de la piel de un limón

Cobertura
Mermelada de frutas del bosque

Elaboración:
En primer lugar tendremos que preparar la base, para ello debemos moler las galletas. El molido de las galletas puede hacerse de formas diversas, yo recomiendo dos. La primera sería moler las galletas con el accesorio picador de la batidora, y en ausencia de éste, lo haremos por el método tradicional. El método tradicional consistn en poner las galletas en el centro de un paño de cocina o servilleta de tela, lo cerramos uniendo los extremos, y lo golpeamos contra la encimera de la cocina, o con un rodillo de amasar o una maceta.

Cuando tengamos las galletas molidas, las mezclamos con la margarina fundida y la almendra. Al apretar la masa deberá quedar compacta, si no logramos este punto podemos agregar más margarina. Con este preparado forramos la base y las paredes, a media altura, de un molde desmontable. Esta tarea es un poco pesada porque hay que ir apretando poco a poco y estirando mucho la masa para que nos alcance. Una vez hecho la anterior, forramos la parte de abajo del molde con papel de aluminio. Esto lo hacemos para evitar que se cuele agua durante la cocción, porque ésta se hace al baño maría.

Precalentamos el horno a 200ºC y ponemos un dedo de agua en la bandeja del horno (para realizar la cocción al baño maría). En un bol, con la ayuda de las varillas de la batidora, batimos bien los huevos hasta que blanqueen un poco, a continuación incorporamos la leche condensada, la nata, el azúcar vainillado, la ralladura de limón y el queso. Cuando la mezcla esté homogénea, la vertemos en el molde, ponemos el molde sobre la bandeja, y horneamos una hora aproximadamente. La tarta estará lista cuando al introducir una aguja o un cuchillo salgan limpios.

Una vez que la tarta está fría, cubrimos la superficie con mermelada y estará lista para servir. Lo mejor es que esté bien fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario