30/3/08

Masa madre para hacer pan

Esta masa es muy necesaria si nos decidimos a hacer pan. Su elaboración requiere casi tres días de fermentación, con lo cual conviene tenerla siempre hecha por si nos apetece hacer un pan casero. Se realiza en tres fases:

Paso 1: Mezclamos en un recipiente 50 gramos de harina integral de trigo con 50 gramos de agua, tapamos con film transparente y dejamos reposar a 20-25ºC durante 24 horas.

Paso 2: Añadimos al preparado anterior 100 g de harina de fuerza (de trigo), 100 g de agua y una cucharada de azúcar. Tapamos, y dejamos reposar nuevamente a 20-25ºC otras 24 horas.

Paso 3: A la mezcla anterior añadimos 100 g harina de fuerza (de trigo) y 100 g de agua. Tapamos y dejamos reposar 12 horas más en similares condiciones.


Hecho todo lo anterior la masa está lista para utilizar. Puede conservarse cerrada herméticamente en frigorífico bastante tiempo. Cada vez que la utilicemos debemos renovarla incorparando la misma cantidad que hemos empleado. Por ejemplo, si cogemos 100 g de masa madre para hacer pan, añadiremos 50 g harina y 50 de agua a la que se queda en el frigorífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario