30/3/08

Fabada asturiana al estilo de Lue

Ingredientes:

500 g de fabes variedad del Cura o de la Granja
2 chorizos (asturianos)
2 morcillas pequeñas (asturianas)
Panceta (250 g aproximadamente)
1 chorrito de aceite de oliva
Sal




Elaboración:

La fabada asturiana es una de las recetas básicas de las cocinas asturianas, y por qué no, españolas. Su elaboración no entraña dificultad alguna, y en cambio, proporciona uno de los mayores placeres de esta vida cuando se moja pan en su caldito.

Para hacer la fabada habrá que poner a remojo las fabes con la panceta la víspera o la noche anterior. En la olla rápida ponemos las fabes, la panceta, el chorizo, la morcilla y el aceite, y cubrimos con agua. No utilizaremos el agua del remojo, sino otra nueva. Cerramos la olla y cocemos unos 20 minutos. Pasados éstos, y una vez que la olla se pueda abrir, continuamos la cocción a fuego mínimo durante unos 45 minutos. Habrá que controlar si es necesario añadir más agua, y se va removiendo de vez en cuando. La fabada estará en su punto cuando el caldo tenga una textura y una consistencia casi melosas. Añadimos la sal y servimos. No está de más poner en un plato aparte la morcilla, el chorizo y la panceta, y partirlo en trozos, para que cada comensal se sirva lo que prefiera.

La fabada no tiene ningún misterio. Hay quien le añade cebolla, pero yo lo desaconsejo rotundamente. María Luisa García, gastrónoma indiscutible, en “El arte de cocinar” apuesta por añadir cebolla, pero en la zona de Asturias de la que soy no se estila esta opción. No olvidemos que la morcilla asturiana lleva ya mucha cebolla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario