21/12/07

Tortilla de patata (Fórmula Maestra)

Ingredientes:

600 g de patatas
150 g de cebolla (media cebolla)
1 diente de ajo
5 huevos
Sal
Aceite de oliva virgen

Elaboración:

Este plato habitual de cualquier casa española entraña para muchos los que se inician en la cocina mucha incertidumbre. Parece que todo el mundo sabe hacer la tortilla, pero no se atreven a dar la receta; cuando se les pregunta por las cantidades recurren al socorrido “como tú veas…”
Como he sido cocinero antes que fraile, aunque en este caso mejor decir fraile antes que cocinero, os detallo en esta receta las proporciones que empleo para elaborar este delicioso plato.
En primer lugar pelaremos y lavaremos las patatas, para trocearlas a continuación. Podemos decir que existen dos formas básicas de cortar las patatas:

  • En rodajas: cortamos la patata en rodajas de 2 o 3 mm como si fuesen para hacer patatas panadera o patatas a lo pobre.
  • En dado: cortamos la patata en daditos. Para realizar el corte nos resultara más fácil si lo hacemos siguiendo estos pasos:
  1. Cortamos la base de la patata longitudinalmente.

  2. Cogemos la mitad de las rodajas, asentándolas en la tabla y les hacemos cortes longitudinales, perpendiculares a los anteriores.


  3. Finalmente hacemos cortes transversales para sacar los dados. Los dados han de ser de medio centímetro de arista aproximadamente.



Una vez troceadas las lavamos de nuevo y les ponemos la sal, aproximadamente 2 o 3 cucharitas de café. Picamos la cebolla, la mejor opción es hacerlo con el accesorio picador de la batidora, junto con el ajo.

En una sartén, mejor si es honda tipo wok, ponemos el aceite a calentar, y añadimos la cebolla y las patatas, y vamos dejando que se hagan poco a poco. Pondremos fuego medio, porque si lo ponemos fuerte, las patatas se fríen y no quedan suavecitas. De vez en cuando removemos con un tenedor de madera y vamos ayudando a que la patata se deshaga un poco. Este paso viene a requerir unos 20 minutos. Veremos que las patatas están en su punto cuando algunas estén ligeramente doradas y a su vez queden medio deshechas.

Escurrimos las patatas y las mezclamos en un bol con los huevos batidos. Si la patata está bien hecha veremos como liga bastante bien con el huevo. Ponemos dos gotas de aceite en la sartén y vertemos la mezcla; a fuego medio, vamos cuajando la tortilla. De vez en cuando meneamos la sartén, y cuando veamos que al pegar el meneo la tortilla se mueve en bloque, con la ayuda de un plato o una tapa de olla –para los novatos mejor la tapa de una olla-, le damos la vuelta.

Como hay veces que ocurren incidentes al darle la vuelta a la tortilla, lo mejor es hacerlo sobre el fregadero. Hecho lo anterior, la cuajamos por el otro lado, y estará lista para servir.

A base de práctica iremos dando con el punto que más nos guste. Pero hay que tener en cuenta que una tortilla siempre sale distinta a la anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario