12/12/07

Negritos con arroz


Ingredientes:

Para los negritos:
400 g de negritos (frijoles negros)
½ cebolla (125 a 150 g)
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 cucharita de postre de pimentón dulce
Agua para cubrir

Para el arroz:
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
4 tacitas de café de arroz blanco (redondo)
8 tacitas de café de agua
Sal

Elaboración:

Los negritos son una legumbre típica asturiana. Se trata de una “faba” pequeña de color negro y con un puntito blanco. De no disponer de negritos podríamos emplear alubias pintas.

Es necesario que los negritos estén a remojo desde la víspera. Para cocinarlos, ponemos en la olla los negritos, la cebolla picada, el aceite y el pimentón, acto seguido cubrimos con agua. Cerramos la olla y cocemos 6 minutos –los tiempos dependerán de cada tipo de olla-. Es importante no pasarse con el tiempo de cocción porque los negritos podrían deshacerse al cocer en exceso. Será conveniente realizar el proceso a baja potencia. Transcurrido el tiempo de cocción y de despresurización de la olla, colocamos de nuevo a fuego mínimo, removemos, añadimos sal y dejamos que vayan terminando de hacerse lentamente hasta obtener la textura deseada, generalmente un caldo espesito.

Por otro lado prepararemos el arroz. En una cacerola ponemos el aceite, y cuando esté caliente, freímos el ajo, cortado en láminas más bien gruesas, hasta que esté ligeramente dorado. Ojo con no quemar el ajo, o nos estropeará el plato. Una vez hecho lo anterior, incorporamos el arroz, que rehogaremos con el aceite removiéndolo un poco con una cuchara de madera. Cuando veamos que el arroz adquiere un tono blanco opaco incorporamos el agua y añadimos sal al gusto. Dejamos que el arroz se cueza a fuego medio-bajo hasta que se vaya secando. Cuando el líquido ha desaparecido por completo, cubrimos la cacerola, apartamos del fuego y dejamos reposar 5 minutos.

Cuando el arroz haya reposado, servimos los negritos y acompañamos por dos cucharadas de arroz –al que habremos retirado los ajos-. Un consejo de presentación es poner el arroz en una flanera o en un vaso y volcarlo sobre el plato, así tendrá forma de flan.

9 comentarios:

amelie dijo...

Muchas gracias por la receta. Visité Asturias por primera vez en 2002 y conocí los negritos con arroz. Después (en 2008) estuve en Cuba donde se comen los moros con cristianos, que es bastante parecido. El pasado agosto volví a Asturias y, además de venir con las pilas cargadas por todo ese buen rollo que destila tu tierra, traje dos kilos de 'negritos', obsesionada como estaba con hacer aquella receta que me fascinó hace 6 años. Parece que por fin podré hacerla... Ya te diré el resultado. Muchas gracias y ánimo con este gran blog. Saludos desde Madrid

Marcos dijo...

Amelie, espero que los negritos te salgan y te sepan como los recordabas. Ya me dirás cuál ha sido el resultado, y si no te saben como esperabas vemos cómo se pueden mejorar.

Gracias.

amelie dijo...

Hoy, por fin, los cociné... Buenísimos. Seguí tus consejos al pie de la letra y me quedaron genial. El único problema fue que me quedé sin caldo, pero tengo claro cuál fue el error: según los apagué, seguí la charla con mis padres y, claro, se consumió todo el caldo. Pero había quedado espesito, como tú decías...
De verdad no sabes lo feliz que he sido cocinándolos por primera vez y que toda mi familia los haya disfrutado (incluso mi hermana, que es bastante reacia a las judías de todo tipo, se las ha comido sin rechistar jajaja)
MUCHAS GRACIAS UNA VEZ MÁS. UN GUSTAZO PASAR POR AQUÍ, AMIGO COCINILLAS JAJAJA... Besote desde Madrid

Marcos dijo...

Me alegro un montón de que te hayan salido bien. Lo del caldo no es problema, se le añade un poquito más de agua y solucionado.

¡Muchas gracias!

Magdalena dijo...

joooo!! ésta receta está hecha igual, igual que la que preparan mi madre y mis tías y salen super buenos... GRACIAS por recuperar las recetas de toda la vida...

Magdalena dijo...

joo! ésta receta está hecha de la misma forma que la que preparan mi madre y mis tias... está muy buena. GRACIAS por recuperar las recetas de toda la vida.

Marcos dijo...

Gracias a tí por visitar mi blog. Estos platos siempre apetecen, sobre todo cuando el tiempo está frío como ahora.

Saludos

rosa dijo...

Y si a la hora de cocer añadís un plátano bien maduro, quitándole los hilos, y que se hagan con él, el plátano desaprecerá, el caldito engordará y saldrán muchísimo más ricos. Es un truco de mi abuelo, que fue emigrante en Cuba hace unos 90 años. Probadlo, os vá a encantar. Saludos.

Tentativa dijo...

muchas gracias por la receta. La utilizo muy a menudo. Sabe igual que cómo lo preparaba mi abuela :)

Publicar un comentario en la entrada