12/12/07

Mazapanes


Ingredientes:

300 g de almendra cruda y molida
300 g de azúcar glas
1 cucharada sopera de azúcar vainillada
1 huevo
Agua

Elaboración:

Disponemos en bol la almendra con el azúcar glas y el azúcar vainillado y removemos para que se mezclen. Añadimos la clara del huevo y vamos amasando para que se compacte. Habrá que poner además unas cuatro cucharadas de agua, hasta que la masa se pueda ir trabajando. Reservamos y dejamos reposar dos horas a temperatura ambiente.

Pasado el tiempo de reposo, encendemos el grill del horno a temperatura máxima. Es éste el momento de ir dando forma a las figuritas de mazapán. Podemos hacer bolitas y colocarles unos piñones encima. Otra opción es hacer churritos largos e ir trenzándolos, para cortarlos luego en porciones. También se pueden hacer caracolas, estrellas y tantas formas como se nos ocurran.

Las famosas anguilas de Toledo se hacen con una lámina de mazapán que se enrolla y lleva dentro fruta escarchada. También se pueden rellenar con frutos secos o cremas de yema. Aquí también hay lugar para la imaginación.

Posteriormente colocamos las figuritas en la bandeja del horno, en la que habremos puesto un papel de hornear para evitar que se manche. Mezclamos la yema que hemos apartado antes con un poco de agua, y con ello y la ayuda de un pincel pintamos las figuritas por arriba. Introducimos en la parte alta del horno durante cinco minutos aproximadamente, hasta que se doren. No conviene tenerlas mucho tiempo en el horno por el mazapán se seca en exceso.

2 comentarios:

Fran dijo...

¡Hola! Conocí este blog gracias a tu hermano Pablo. He probado a hacer la receta sin tener ni idea de reposteria y... ¡me han salido mazapanes!

Sólo he tenido un problemilla con la masa. En un principio desconocía la textura que debía tener el "hormigón" y eché demasiada agua. La masa me quedó tremendamente pastosa y tuve que arreglarlo agregándole más azúcar y almendras. También tuve problemas a la hora de sacarlos del horno... como, una vez dorados, por debajo seguían pegajosos, creía que era debido a falta de cocción. Se solucionó dejandolos enfriar (cosas de principiante).

Una pregunta: ¿Sabes si se pueden hacer mazapanes con edulcorante en lugar de azucar? ¿Saldrían igual?

Gracias por la receta. Me voy a animar a hacer más.

Marcos dijo...

Hola Fran,

Dependiendo de la almendra y de lo molida que esté, el mazapán puede requerir más o menos agua. Yo suelo añadir el agua al final, a cucharadas hasta conseguir el punto que quiero. De todos modos siempre salen bien y nunca sobra ninguno.

A la hora de cocerlos en el horno suele pasar lo que te pasó a tí, pero cuando se enfrían ya se despegan mejor.

En lo que se refiere a los mazapanes con edulcorante sería cuestión de probar. Mi abuelo era diabético e hice muchos experimentos de ese tipo. Si te atreves, inténtalo con edulcorante en polvo y con poca cantidad. En la etiqueta del edulcorante verás la equivalencia de una cucharada de edulcorante y una de azúcar.

No hay nada garantizado, pero a base de experimentos (algunos fallidos) se forja un cocinero.

Publicar un comentario