13/12/07

Masa para pizza y bollitos

Ingredientes:

400 g de harina
100 g de leche
100 g de agua
50 g de aceite de oliva
1 sobre de levadura seca de panadería (Levadura de panadería Maizena) o 40 g de levadura fresca.
1 cucharita de postre de azúcar
1 cucharita de poste de sal

Elaboración:


Esta masa es perfecta para la elaboración de pizzas y focaccias. Su elaboración no es compleja y nos garantizará muy buenos resultados. A su vez es muy versátil porque con ella también podemos hacer bollitos y panes.

Ponemos la leche en un vaso y la calentamos medio minuto en el microondas para que se temple, disolvemos en ella la levadura y el azúcar, y veremos como pasados unos minutos comienza a crecer una espuma. Antes de que la espuma desborde el vaso, lo mezclamos con el resto de los líquidos y la sal. Después de esto, añadimos la harina y vamos amasando, hasta tener una masa homogénea, que no se pegue a las manos y un poco correosa.

Esta masa debemos colocarla en un bol, cubierta con un film transparente, reposando a temperatura ambiente, mejor cerca de un foco de calor. Debe reposar por espacio de al menos dos horas, hasta que duplique su volumen.

Si lo que deseamos hacer es una pizza, con las cantidades indicadas tendremos suficiente para hacerla del tamaño de una bandeja de horno –de un horno doméstico-. Con la ayuda de un rodillo y enharinando la encimera de la cocina vamos estirándola hasta conseguir un tamaño suficiente para cubrir la bandeja. No debemos ser perezosos a la hora de estirar, mejor que quede finita y sobre masa por los lados, que luego ya recortaremos. Después ponemos los ingredientes que queramos sobre la masa y cocemos a 180º a una altura media-baja, durante unos 20-30 minutos, hasta que esté dorada por los bordes.

Si optamos por hacer bollitos, los podemos rellenar de chorizo, jamón y queso, salami o cualquier otra cosa que se nos ocurra. Para dar forma a los bollitos, estiramos la masa hasta dejarla de un grosor de unos dos o tres milímetros. Cortamos rectángulos de unos seis por ocho centímetros y con ellos envolvemos el relleno. Cuando cortemos los rectángulos veremos que tienden a encoger, pero ello no debe suponer problema alguno, porque con el rodillo los estiramos de nuevo, dejándolos más finos si cabe.

Para envolver el relleno vamos formando un rollito a la par que vamos recogiendo los bordes, como se explica en el siguiente gráfico:

Dejamos que los bollitos fermenten una hora o dos, los pintamos con huevo batido y los horneamos a 180º, hasta que estén ligeramente dorados. Conviene tener claro que no se doran mucho, quedan más bien blanquitos.

1 comentario:

vane dijo...

k no haya ni una foto de les famoses pizzes de la escuela.. jajaja

Bueno q ya sabes q yo cocinar lo justo.. pero q seguiré entrando a cotillear..

Publicar un comentario