12/12/07

Espaguetis con marisco


Ingredientes:

300 g de espaguetis
200 g de langostinos crudos
200 g de anillas de calamar
300 g de almejas
1 cebolla
Perejil picado
100 ml de vino blanco o sidra
400 g de tomate natural triturado
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharita de azúcar
Sal
Guindilla

Elaboración:

El primer paso será preparar el marisco. Cubrimos las almejas con agua en un recipiente, y añadimos una pizca de sal, para que vayan soltando la arena que pudiesen tener. Pelamos los langostinos, las cáscaras las hervimos con dos vasos de agua y obtenemos así un caldo para la salsa.

Picamos la cebolla muy fina –la mejor solución es utilizar el accesorio picador de la batidora-. En una olla ponemos tres o cuatro cucharadas de aceite, cuando esté caliente damos un golpe de calor a los langostinos, que inmediatamente retiramos a un plato. Esto se hace para que el aceite coja un gusto a marisco y a su vez para que los langostinos no se pasen de cocción.

Una vez reservados los langostinos, pochamos la cebolla en el mismo aceite, cuado esté ligeramente dorada añadimos perejil picado al gusto e inmediatamente el tomate triturado y el azúcar –el azúcar lo empleamos para corregir la acidez del tomate-. Removemos para que el tomate se fría un poco y después añadimos el vino blanco y un vaso del caldo que hicimos con las cáscaras de las gambas. A continuación incorporamos a la salsa los calamares cortados en tiras y dejamos que vaya cociendo lentamente. Como la salsa no ha de quedar muy espesa se puede agregar más caldo o agua hasta obtener la consistencia preferida. Una vez que los calamares hayan cocido y la salsa tenga el punto deseado, incorporamos las almejas y los langostinos, ponemos la guindilla –opcional- y sazonamos al gusto. Cocemos dos minutos más y reservamos.

Paralelamente habremos preparado los espaguetis con agua, sal y un chorrito de aceite de oliva. Una vez escurridos los añadimos a la olla con la salsa, lo mezclamos todo bien y calentamos si fuese preciso. Hecho todo esto estarán listos para servir.

También podemos añadir mejillones. Para ello limpiamos mejillones frescos y les damos un hervor con agua y sal para que se abran. Luego incorporamos a la salsa al mismo tiempo que las almejas y los langostinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada